Mujer estornudando debido a la alergia que puede ser producida por la inhalación de polen. - Rhinomer

¿Cuál es la causa de la alergia al polen y otras alergias similares?

La función del sistema inmunológico es proteger al cuerpo de los virus y las bacterias. La rinitis alérgica o fiebre del heno se produce cuando el sistema inmunológico se sensibiliza y reacciona exageradamente a una sustancia inofensiva conocida como un alérgeno.

La fiebre del heno es sumamente común, y se cree que entre el 10% y el 30% de la población mundial la padece. El término médico es rinitis alérgica, significando la palabra rinitis simplemente la inflamación de la membrana mucosa de la nariz. 

¿Qué causa alergias como la rinitis alérgica?

Alergias están causadas cuando el sistema inmunológico del cuerpo identifica erróneamente una sustancia inofensiva como peligrosa. Estas sustancias, incluyendo el polen, los ácaros del polvo, el pelo de las mascotas o la saliva, desencadenan la producción de anticuerpos de inmunoglobulina E (anticuerpos IgE). Las alergias también pueden  estar causadas por ciertos alimentos.

Los anticuerpos IgE se unen a las células de defensa del cuerpo (conocidas como mastocitos), lo que desencadena la liberación de sustancias químicas como la histamina que forman parte de la respuesta inflamatoria del cuerpo. Estas sustancias químicas actúan sobre las células, los nervios y los vasos de la nariz para producir los síntomas típicos de una alergia: estornudos, picor, congestión y goteo nasal.

Los alérgenos se presentan en numerosas formas diferentes; entre ellas:

  1. Pólenes de árboles, pastos o malas hierbas
  2. Ácaros del polvo
  3. Caspa de animales
  4. Pelo de animales
  5. Mohos 
  6. Ciertos alimentos
The blue icon with a white flower

Polen de flores

The blue icon with the white tree

Polen de árboles

The blue icon with white dust mites

Ácaros del polvo

The blue icon with white paw

Caspa de animales

The blue icon with a white house

Interior

The blue icon with white buildings

Exterior

 ¿Cuáles son los síntomas de la rinitis alérgica?

Las personas con rinitis alergica pueden empezar a experimentar síntomas solo minutos después de haber respirado una sustancia causante de alergia (alérgeno) como esporas de moho o polen. El sistema inmunológico del cuerpo puede reaccionar con los siguientes síntomas comunes:

  • Estornudos
  • Picor en la nariz
  • Secreción nasal
  • Nariz tapada
  • Picor en la boca y la garganta
  • Goteo posnasal (sensación de mucosidad que baja por la parte posterior de la garganta)
  • Ojos llorosos, rojos o molestos
Joven sonríe porque ha evitado los síntomas de la alergia al polen quedándose en casa y usando sprays nasales - Rhinomer

¿Cómo puedo reducir el riesgo de los síntomas de la rinitis alérgica?

Evitando los desencadenantes de tu alergia en particular es una parte importante del control de la misma. Una de las principales causas de la rinitis alérgica es el polen de la hierba. A veces es posible prevenir los síntomas de la rinitis alérgica tomando precauciones como:

  • Permanecer en el interior cuando el nivel de polen es alto. Encontrar fuentes fiables en línea que puedan proporcionar los datos más recientes sobre la cantidad y el tipo de polen en el aire de tu zona.
  • Tratar de evitar caminar por espacios abiertos y cubiertos de hierba, especialmente durante las primeras horas de la mañana, las primeras horas de la tarde y durante la siega, cuando el nivel de polen es alto
  • Mantener las ventanas y puertas cerradas
  • Llevar gafas de sol o gafas para evitar que el polen entre en los ojos cuando se está al aire libre, y ducharse al llegar a casa para eliminar el polen de la piel
  • Utilizar un irrigador nasal para limpiar las fosas nasales de polen o polvo

 ¿Cómo trato la alergia al polen?

Lamentablemente no existe una cura para la rinitis alérgica u otras alergias que afectan a los ojos y la nariz. Sin embargo, la mayoría de las personas son capaces de aliviar los síntomas con diferentes tipos de tratamientos para la alergia. Las opciones de tratamiento de la rinitis alérgica incluyen antihistamínicos y corticoides intranasales:

  1. Antihistamínicos: ayudan a contrarrestar los efectos de la histamina, la sustancia química que se libera en el cuerpo cuando se produce una reacción alérgica. Los antihistamínicos se encuentran en gotas para los ojos, sprays nasales y, más comúnmente, en comprimidos y solución oral.
  2. Corticoesteroides intranasales: pueden reducir la inflamación del interior de la nariz y reducir significativamente la congestión nasal, así como los estornudos, el picor y el goteo nasal.
  3. Puedes usar también una solución natural como Rhinomer Spray Agua de Mar que  limpia las impurezas de tu nariz, hidrata y ayuda en caso de obstrucción nasal  por ejemplo debido a alergia.    
Cómo se trata la alergia al polen - Rhinomer

¿El cambio climático está empeorando mis alergias?

Hay algunas cosas que las personas con rinitis alérgica pueden incorporar a su rutina para controlar los síntomas a largo plazo. La nariz es la primera línea de defensa cuando se trata de alérgenos transportados por el aire: filtra las partículas del aire que se respira atrapándolas en la mucosidad y los pelos dentro de la nariz. Luego son transportados al fondo de la garganta y se tragan o se expulsan con la tos. 

Una acumulación de polen en la nariz puede afectar este proceso y aquí es donde el sistema puede romperse, llevando a la inflamación y a la obstrucción de la nariz. Rhinomer Agua de mar con Aloe Vera es una solución de uso diario que puede ayudar a mantener al correcto funcionamiento del filtro natural de nuestro cuerpo: la nariz. El agua de mar Rhinomer puede usarse todos los días para ayudar a limpiar las impurezas, despejar e hidratar la nariz a diario.

¿El cambio climático está empeorando mis alergias?

El cambio climático es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta nuestro planeta hoy en día. El aumento de los gases de efecto invernadero está calentando el mundo, cambiando los patrones de lluvia y del clima y provocando más fenómenos climáticos extremos. En la última década, las investigaciones han demostrado cómo el cambio climático está dando lugar a más oportunidades para que los alérgenos afecten a las vidas de las personas con alergia al polen.

Los climas más cálidos y el aumento de los niveles de CO2 han hecho que algunas especies de plantas sean ahora capaces de producir más polen durante una temporada más larga, lo que significa que los afectados por la rinitis alérgica pueden experimentar síntomas durante períodos más largos de tiempo. Además, los patrones climáticos más extremos, como los ciclones y las tormentas eléctricas, podrían provocar un aumento de las inundaciones en muchas zonas del mundo, lo que incrementará las oportunidades de crecimiento de moho.